"Leer nos da un sitio al que ir, cuando tenemos que quedarnos donde estamos" Mason Cooley

Historia Argentina


BELGRANO A CORAZÓN ABIERTO - Dómina, Esteban

$1.630

Entregas para el CP:

Medios de envío

Compartir:

Título: Belgrano A Corazón Abierto

Autor: DÓMINA, Esteban

Editorial: Ediciones Del Boulevard

ISBN: 9789875566392

Tipo de presentación: Rústica

Idioma: Español

Cant. Páginas: 192

Edad Recomendada: Adultos

¡Imperdible investigación histórica en el marco de un relato que nos lleva a un viaje en el tiempo!

Mientras el carruaje recorre el largo camino entre San Miguel de Tucumán y Buenos Aires, Manuel Belgrano repasa su vida. Sabe que es su viaje postrero; las imágenes del pasado desfilan por su mente. Guardaba en su memoria cada detalle de los días inolvidables de la Revolución de Mayo. Con frecuencia pensaba que, de no haber sido por aquello que pasó en 1810, si todo hubiera seguido como hasta entonces, quizás podría haber tenido una existencia apacible, un buen pasar y una familia para disfrutar y sentirse acompañado. Sin embargo, su destino no era ese discurrir tranquilo por la existencia terrenal, sino que estaba indisolublemente ligado a la suerte colectiva del país en ciernes, que emergía de su cascarón como un indefenso polluelo…
Su vida dio un vuelco. Sin ser militar debió marchar a la guerra; luego, sin ser diplomático debió hacer de tal; y siempre, sin ser maestro debió bregar por la educación de su pueblo. Todo lo que le tocó en suerte lo hizo —o al menos trató de hacerlo— del modo más cabal que pudo, amparado en sus convicciones religiosas y morales y en los saberes acumulados a lo largo de su vida. Nada, aún los errores cometidos —que los hubo— fue concebido o ejecutado con doblez o segundas intenciones para perjudicar a alguien o causar daño.
Aún en las peores circunstancias trató de obrar conforme a sus principios y de hacer lo que mejor convenía a quienes dependían de sus decisiones y compartió con ellos éxitos y fracasos con igual entereza. En la guerra de la que le tocó ser parte, procuró evitar derramamientos de sangre hasta donde le fue posible. Y cuando le tocó vencer, actuó sin odios ni rencores.
Murió el 20 de junio de 1820, pobre y olvidado.